Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 mayo 2010

Imagen satélite de la mancha de crudo en el Golfo de México, Foto: Jesse Allen, NASALas costas del sur de EEUU se preparan para recibir el chapapote en plena época de cría para las aves

La marea negra generada por la fuga de petróleo en la plataforma Deepwater Horizon, que se hundió el pasado 22 de abril en el Golfo de México, presenta una seria amenaza para más de 400 especies que habitan la zona, según ha explicado el Departamento de Fauna y Flora de Luisiana. El incidente, que apunta a convertirse en una tragedia ecológica con consecuencias mayores a las previstas en un principio, ya ha dejado sus primeras víctimas cobrándose la vida de decenas de tortugas marinas. Hasta el momento, la mancha de crudo avanza poco a poco hacia la orilla, mientras que la compañía British Petroleum, responsable del accidente, asegura que el vertido no está controlado por el momento, ya que solo se ha podido sellar uno de los tres puntos de fuga.  

Según los expertos, hasta un total de 25 millones de aves pasan cada día por el corredor migratorio del Golfo de México durante esta época del año. Por lo que estarían en grave peligro especies como el fraile blanco, la garza roja, el pato jaspeado, o el pelícano pardo. Entre las especies acuáticas, se encuentra el atún de aleta azul, en estado crítico de conservación y en plena temporada de apareamiento, así como cuatro especies de tortugas marinas que están a punto de empezar a empezar su etapa de desove. La amenaza del vertido también afecta a mamíferos marinos como delfines, manatíes y nutrias de río. Si el vertido se acaba dirigiendo hacia el delta del Mississipi, la preocupación será mucho mayor ya que se trata de un ecosistema frágil que actúa como área de descanso para más de un 70% de las aves acuáticas.

Por otro lado, las consecuencias del vertido se van a agravar por la época en la que nos encontramos, el período de cría para la mayoría de las aves. “La época de cría empieza precisamente por estas fechas, y muchas parejas se encuentran incubando huevos”, advierte Melanie Driscoll, de la Iniciativa Costera de Luisiana. “Para los pájaros, el desastre no ha podido ocurrir en peor momento; muchos de ellos están anidando en la zona donde puede acumularse el petróleo al llegar a la orilla. Tenemos que estar preparados para lo peor; nos enfrentamos a una auténtica catástrofe en las costas de Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida”. Además de ser un ecosistema de gran diversidad medioambiental, la costa estadounidense del Golfo de México es una zona de la que depende una gran parte de la producción pesquera de marisco del país, por lo que se prevé una importante crisis en el sector que ya quedó muy dañado por el huracán Katrina hace cinco años.

Mientras tanto, según las estimaciones más favorables de la petrolera, 5.000 barriles de crudo (707 toneladas) escapan al mar cada día. Sin embargo, desde BP no se niega que lo peor está por llegar en los próximos días. El director ejecutivo de la compañía, Tony Hayward, afirmó el pasado miércoles en una comparecencia privada ante el Congreso de Estados Unidos que “a medida que vayan pasando los días, la propagación del vertido crecerá hasta situarse en unos 40.000 barriles diarios”, lo que equivale a 5.660 toneladas. También comentó que según las previsiones más negativas de la empresa, se podría llegar a un vertido de 20.000 barriles más, es decir, 8.490 toneladas.

Read Full Post »

Tanto el ozono como los contaminantes primarios emitidos por los vehículos incrementan sustancialmente las visitas de niños afectados por asma a los servicios de urgencias de los hospitales. Esta es la conclusión a la que han llegado investigadores del Departamento de Salud Ambiental de la Universidad de Emory en Atlanta (EE.UU), tras analizar más de 90.000 casos de niños hospitalizados por asma entre 1993 y 2004 en el servicio de urgencias de esta ciudad norteamericana.

Una niña afectada por asma. Foto: Joan SánchezPara el estudio, los científicos analizaron las concentraciones de contaminantes ambientales en la ciudad y las relacionaron con los casos de asma en niños entre 5 y 17 años. Tras el análisis de resultados, concluyeron que existe una relación directa entre el ozono ambiental y las visitas a los servicios médicos de urgencia relacionados con esta enfermedad. Así pues, observaron que el incremento de casos tenía lugar especialmente durante el verano, cuando la concentración de este contaminante es mayor. En el estudio, también encontraron evidencias del efecto de otros contaminantes emitidos por el tráfico, tales como óxidos de nitrógeno, que afectan de manera independiente a la salud de los niños de Atlanta

El autor del artículo Mathew J. Strickland, explicaba: “en este estudio observamos la evidencia de que las concentraciones de ozono y contaminantes primarios procedentes del tráfico contribuían independientemente al incremento de las visitas de niños a urgencias afectados por asma”. Por otro lado, destacaba la importancia de “caracterizar las asociaciones entre los contaminantes del aire y el agravamiento del asma en niños, particularmente respecto a la composición química de las pequeñas partículas, ya que puede ayudarnos a entender mejor el impacto de esos componentes e informar a los políticos que toman decisiones en salud pública.”

Read Full Post »

El ozono troposférico produce pérdidas de producción entre un 5 y un 15% en los cultivos, según un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) liderado por el ingeniero agrónomo Daniel de la Torre. Sin embargo, la concentración de este contaminante no se correlaciona directamente con las pérdidas en las cosechas, ya que el efecto del ozono es más acusado en lugares húmedos donde las precipitaciones son mayores.  

En el artículo publicado en The Scientific World Journal, se estiman las pérdidas relativas causadas por ozono ambiental a partir de una serie de datos obtenidos en cultivos de trigo duro, lo cual se ha cuantificado como la disminución en el número de espigas por metro cuadrado. Para el experimento se emplearon sensores de medición de ozono y se han aplicado diversos modelos matemáticos desarrollados por el grupo de investigación.

Tal y como explica De la Torre, “la mera exposición a dicho contaminante acumulado durante aproximadamente un mes producía pérdidas relativas de producción en torno a un 15%. Sin embargo, si se consideraba la absorción real de ozono por parte de la planta de trigo, las variaciones en las pérdidas relativas de producción variaban en función del riego”. En el estudio, estas pérdidas oscilaban entre un 8%, cuando el cultivo se regaba, y un 5%, cuando dependía únicamente de las precipitaciones. Es decir, que al disminuir la cantidad de agua sobre el trigo duro, las pérdidas de producción también disminuían, porque la planta captaba menos ozono.

Estos resultados son interesantes para España y otros países del Mediterráneo, ya que pese a tener mayores niveles de ozono troposférico, los daños en las cosechas son menores a causa de la escasez de lluvias. Las conclusiones del estudio se pueden extrapolar a otros cultivos de cereal como el trigo blando, la cebada o el arroz, según los investigadores.

Read Full Post »

Con un balance de más de 1,2 millones de pasajeros afectados en todo el mundo y pérdidas económicas multimillonarias para las aerolíneas, la nube de cenizas se va disipando y disolviendo a través de la circulación atmosférica, llevándose con ella más de mil millones de euros y largas horas de espera.

Ha pasado una semana y Europa ha despertado del mayor colapso aéreo de la historia. En los aeropuertos se han vuelto a formar las colas en los mostradores de facturación y las puertas de embarque, retomándose poco a poco el statu quo anterior a la erupción del ya archiconocido, a la par que impronunciable, Eyjafjälla.

Desde el pasado 14 de abril se ha vivido un bombardeo constante de información sobre algo muy pequeño que ha tenido consecuencias gigantescas: la emisión de gases y cenizas por parte del volcán islandés, cuya erupción se ha convertido en un fenómeno de gran repercusión mediática. La nube de polvo y cenizas ha sido seguida por el mundo entero a través de los medios de comunicación y debido a las negativas consecuencias para el sector aeronáutico, esta vez no ha faltado la polémica. Con más de 20.000 vuelos anulados, las aerolíneas, graves afectadas por esta crisis, han asegurado tener pérdidas de hasta 1.264 millones de euros. Sus reiteradas protestas y la crítica a los modelos de predicción que se han usado han estado presionando a las autoridades de cerca. ¿Han sido demasiado estrictas las restricciones para volar?

La realidad es que los modelos matemáticos de probabilidades empleados a partir de una serie de asunciones teóricas pueden ser bastante cuestionables, debido a la limitación de datos empíricos. Pero no es menos cierto, sin embargo, que tras el incidente de un Boeing 747 de British Airways – que en 1982 a punto estuvo de convertirse en catástrofe aérea al atravesar una nube de cenizas en Indonesia-, era necesario tomar medidas de precaución. Tal vez se haya extremado más de lo necesario, pero hay un dato que es muy importante resaltar: esta crisis no ha tenido ninguna víctima mortal, y eso es lo fundamental. Ya que una sola vida humana hubiese valido más que cualquier daño de tipo económico.

La crisis del Eyjafjälla pasará a la historia como una muestra más del poder de la naturaleza sobre la humanidad, como una crisis pasajera, no como una catástrofe. Dentro de unos años se recordará a ese pequeño volcán que nadie conocía, escondido tímidamente bajo un glaciar, que fue capaz de paralizar el viejo continente y sus conexiones aéreas con todo el planeta. Más allá de la polémica, y tras las catástrofes de Haití, China y Chile, está claro que el poder de la naturaleza ha venido dispuesto a darnos unas clases de humildad en este 2010. Y es que somos tan pequeños…

Read Full Post »